martes, 12 de noviembre de 2013

Yo aprendí...


Yo aprendí que si corriendo me caí, mejor camino o hasta gateo.
Y a veces no hago movimiento alguno, porque los silencios también son necesarios. 
Porque si se hace ruido, podemos ser descubiertos y dejaremos de ser cazadores, para convertirnos en simples presas. 

No hay comentarios: